lunes, 18 de mayo de 2009

Nube léxica del discurso de Rajoy en el Debate 2009

 
Si el otro día colgué la nube léxica del discurso de Zapatero en el Debate del Estado de la Nación, hoy me toca hacer lo propio con el de Rajoy. Igual hay quien piensa que el retraso se debe a motivos ideológicos, o personales, o algo así...
Pues no. La verdad siempre es más sencilla que la sospecha.
Ocurre que la web del PSOE proporciona los textos en html, conque el copia y pega es cuestión fácil y sencilla, de donde que no cueste ningún trabajo acudir con los materiales a wordle y sacar la imagen.
Harina de otro costal es la web del PP, en la que se consiguen los textos perfectamente formateados en PDF, lo que me ha obligado a:
  1. Olvidarme de usar el Win... eso
  2. Coger mi Ubuntu 9.04 e instalar las xpdftools
  3. Ejecutar pdftotext
  4. Et voilà
Sea como sea, lo interesante no es esto, sino que compares qué términos son los más frecuentes en uno y otro discursos.

Una pista malvada: ¿cuántos términos usa Rajoy para apelar a Zapatero y cuántos usa Zapatero para referirse a Rajoy?
Una segunda pista malvada: ¿qué términos usa Rajoy que puedan referirse a soluciones y cuáles usa Zapatero?
Una conclusión malvada: ¿cómo van a poder nunca entenderse si hablan dos idiomas distintos?

6 comentarios:

  1. Vaya vaya vaya... a quién he encontrado en este entramado caótico de internet. Manolo López ¡qué cojones! aajajaja

    ¿Qué tal va todo -vir bonus-? El 15 de julio regreso a tierras almerienses.

    Un abrazo allende los Pirineos

    ResponderEliminar
  2. :) por eso lo de Babel...

    ResponderEliminar
  3. No las he leido todas, pero a simple vista se puede observar que Zapatero no menciona a Rajoy, mientras que Rajoy si se refiere en un par de ocasiones (y con letra grande a Zapatero). En segundo término, las soluciones que propone Zapatero parecen bastante más optimistas que las que emplea Rajoy, destacando sobre todo aquellas cuestiones que asolan ahora mismo la nación "paro y crisis", por lo que me inclino a pensar que la forma que tiene de hacer política es la que normalmente se puede ver: ataca al oponente sin proponer unas soluciones reales.
    No, no hablan el mismo idioma. Quizás uno de los problemas sea que los españoles piensan que la culpa de muchos de los problemas se deben al gobierno actual, y no que están afectando de manera global a todo el mundo. Quizás el PP debería abandonar esa política de ataque y centrarse un poco más en ver cómo puede ayudar, y cómo puede aportar soluciones, en colaboaración (o no) con el poder, que para eso se supone que están (independientemente de las ideologías). O al menos eso es lo que creo, sin ser una seguidora de la política, porque como muchos de los jóvenes, no creo en este sistema, que es lo que están consiguiendo.

    ResponderEliminar
  4. Es cierto que no hablan el mismo idioma. Yo misma lo he comprobado en numerosas ocasiones. Por regla general, el psoe apela a la racionalidad y la solidaridad; el pp suele apelar a los sentimientos más primarios y al bolsillo. No hay mucha posibilidad de encontrarse porque son dos lenguajes que corren paralelos pero cada uno está situado en un plano distinto.
    Lamento oir a lo decir que, al no creer en el sistema, los jóvenes se alejan de la política y responsabiliza de eso a todos los partidos por igual. Me gustaría decirle que los sistemas se cambian desde dentro, que el dar la espalda a la política no elimina o hace desaparecer la política, sino que disminuye la influencia de los ciudadanos sobre ella y, por último, que las responsabilidades no están repartidas por igual. Como en las viejas novelas de crímenes, hay que hacerse la clásica pregunta: ¿a quién beneficia la deserción de los ciudadanos? Evidentemente, a los mismos que han provocado la crisis en la que estamos hundidos hasta las cejas.
    Muchas gracias por el recordatorio que hiciste el otro día en mi blog. No quiero cambiarlo en el texto, porque todo el mundo identifica junio con el sexto mes, así que incluiré una nota aclaratoria. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Isabel, sé que la política se hace desde dentro, que los cambios sólo son posibles de forma interna y que es la juventud de hoy la que mañana será la que deba ocupar esos puestos, que depende de ella el futuro. ¿Pero que futuro nos están dejando? Además, ¿sabemos toda la verdad o sólo una verdad a medias? Nadie nos cuenta el dinero que se inverte en armas, ni el dinero que se invierte en educación de forma anual. Ni cuántas armas fabricadas en España hay por el mundo, ni si los españoles quieren que se fabriquen armas. Nadie nos dice si realmente el político es el que manda, o si por el contrario, en esa globalización de la que cada vez formamos más parte y que cada vez se hace más visible quienes mandan, quienes tienen el control son las multinacionales. Entonces... ¿para qué votar un gobiernos si quien marca las pautas son las grandes multinacionales? Quizás sea tan sólo para mantener un poco la esperanza. ¿Qué los bancos no ganan tanto como otros años porque llevan demasiado tiempo jugando con un dinero que no existe? No pasa nada, el gobierno lo respalda y les da dinero. ¿Que empieza a ser pesado y reiterativo el tema de la crisis? Pues empezamos una pandemia y así tienen los telediarios nuevas noticias que manipular; y las que deberían ser verdaderas noticias, esas mejor que no se sepan. Aunque también cabe observar que esta crisis se parece mucho a la crisis del 29, y entonces me pregunto ¿para qué sirven las crisis? Y me respondo: para que el pequeño desaparezca y el grande se haga más fuerte. ¿Está planeada y controlada esta crisis? Me inclino a pensar que sí, y que todo es una farsa. ¿Para qué votar entonces si mi voz ni si quiera llega a ser una piedra que produce honda al caer al agua?

    ResponderEliminar
  6. No hablan el mismo idioma, no sólo porque mantienenn posiciones políticas muy diferentes (gobierno/oposición), con estrategias de comunicación muy distintas, sino sobre todo porque no hay una voluntad de entendimiento, de diálogo.
    Hablar idiomas diferentes supone situar al otro, al rival, en una posición de extraño, de ignorante, incluso de "inmigrante", alguien que no se entersa. El problema es cuál de los dos lenguajes entiende la gente...
    Felicidades por tu manera de enfocar la asignatura.
    Bss
    Olga

    ResponderEliminar

Gracias por colaborar. Los comentarios del blog tienen que ser aprobados por mí antes de aparecer publicados. Por favor, ten un poco de paciencia y, si quieres, sigue echándole un vistazo a lo que hay por aquí. Saludos.