lunes, 22 de septiembre de 2008

Más retórica que soluciones · ELPAÍS.com

Una fusión de las dos anteriores: la Retórica es sólo la cascarilla que adorna el discurso, y el discurso de los candidatos a las elecciones no hace otra cosa que disfrazar la verdad. Pues vamos mejorando.

La crisis de Wall Street es la oportunidad del demócrata Barack Obama de lograr que las elecciones no sean ni un referéndum sobre él ni sobre Sarah Palin, sino sobre la economía norteamericana. Pero, por el momento, ambas campañas están ofreciendo más retórica que soluciones concretas a los problemas más acuciantes.

» Regulación del mercado. La conveniencia o no de intervenir en los mercados, a la vista del caos generado, es el principal tema de debate. John McCain había defendido hasta el momento que el Gobierno debe regular lo menos posible. Ante la crisis, ha cambiado ligeramente el discurso y habla de la necesidad de una "gran reforma" en el sistema, sin ofrecer mayores detalles. El lunes dijo que la economía se está viendo amenazada por "la avaricia de algunos en Wall Street", y que hay que arreglar el problema. Pero, mientras se congratula de que el Gobierno no haya ayudado a Lehman Brothers a evitar la quiebra, no explica cómo piensa anticiparse a futuras bancarrotas.

El senador de Illinois ya había planteado hace unos meses la necesidad de regular los bancos de inversión, agencias hipotecarias y fondos de inversión de alto riesgo de forma similar a cómo lo están los bancos comerciales, y había propuesto crear una comisión especial que controle las amenazas del sistema financiero e informe al Congreso y a la Casa Blanca para que se pueda prever la llegada de una crisis. Y, aunque no apoya los rescates directos por parte de la Reserva Federal, propone reforzar su papel para que pueda ejercer una supervisión mucho más intensa sobre las entidades.

» Impuestos. Obama presenta como una de sus propuestas estrella en esta materia el alivio fiscal para los contribuyentes que ganen 75.000 dólares al año o menos. McCain pretende una bajada de impuestos para las empresas del 35% al 25% y la prolongación de la tregua fiscal decidida por George Bush.

» Crisis hipotecaria. El candidato republicano ha insistido hasta el momento en que siempre va a defender una escasa intervención estatal en el mercado inmobiliario, aunque en ocasiones ha admitido que quizá sea necesario que el Gobierno vigile lo que está ocurriendo con las hipotecas basura sin concretar el mecanismo de vigilancia que propone. El senador de Arizona apoyó que la Reserva Federal y el Tesoro acudieran al rescate de las hipotecarias Freddie Mac y Fannie Mae. Obama propone una actuación gubernamental mucho más intensa incluyendo una ley contra el fraude hipotecario con nuevos tipos penales. Ambos plantean la necesidad de ayudar directamente a los ciudadanos afectados.

» Crecimiento económico. John McCain, quien afirma que las bases de la economía siguen siendo sólidas a pesar de la crisis, propone un modelo económico basado en dos grandes pilares: reforzar a las pequeñas empresas para crear empleo y un plan energético sustentado en la explotación petrolífera de las costas y la energía nuclear para disminuir la dependencia exterior.

Obama, quien plantea la necesidad de una reforma general más amplia del sistema, también coloca la energía como uno de los ejes de su programa, pero propone un modelo distinto basado en potenciar las energías renovables. Otro de los ejes sobre los que pivota el plan económico del senador es el aumento directo del poder adquisitivo de las familias —a través de la rebaja de impuestos— como forma de inyectar liquidez en el sistema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por colaborar. Los comentarios del blog tienen que ser aprobados por mí antes de aparecer publicados. Por favor, ten un poco de paciencia y, si quieres, sigue echándole un vistazo a lo que hay por aquí. Saludos.