lunes, 17 de octubre de 2005

Un exordio breve

No hay discurso que no empiece con un exordio. Supongo que crees que mi intención es captar tu atención, tu predisposición a escucharme y tus deseos de dejarme seguir ("auditores benevolos, attentos, dociles").

La verdad es que no.

La Retórica busca, entre otras cosas, generar un acercamiento de posturas entre emisor y receptor. Es la herramienta del consenso y la democracia. No se trata de forzar la voluntad de nadie para que haga lo que no quiere. Se trata de ver si podemos compartir un punto de vista que nos lleve a actuar de común acuerdo.

No voy a escribir un exordio que te lleve al huerto. Sólo quiero ver si podemos estar de acuerdo en algo. Ya se andará lo demás.

Ten salud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por colaborar. Los comentarios del blog tienen que ser aprobados por mí antes de aparecer publicados. Por favor, ten un poco de paciencia y, si quieres, sigue echándole un vistazo a lo que hay por aquí. Saludos.